Cazuela de chícharos con chocos

El arte de cocinar para muchos

Desde Amarí queremos resaltar algunas recetas tradicionales para ponerlas sobre el mantel. Son platos que probablemente todos hemos disfrutado desde nuestra infancia. Como en cualquier hogar, es básico tener nociones sobre esta forma de arte que nos lleva a disfrutar degustando. Es más que evidente que en esta tierra, la andaluza, se elaboran comidas sanas, deliciosas y variadas. Muchas familias gitanas también lo han hecho desde la más absoluta normalidad, compartiendo con los que han tenido la suerte de ser invitados a su mesa.

Salvador Serrano Santiago nació en Melilla en 1933, una ciudad con sólidos y evidentes vínculos con Andalucía. Este gitano ha pasado su vida entre Marruecos y Algeciras y su relación con los marroquíes ha sido constante, por lo que ha tenido la oportunidad de aunar recetas tradicionales de la cultura árabe y la andaluza, algo que sucede desde hace siglos en nuestros hogares.

chocos-2

Ingredientes
# Dos pimientos rojos
# Una cabeza de ajo
# Una cebolla
# Un kilo de chícharos blancos
# Un choco
# Pimentón dulce
# Vino blanco
# Sal

chocos Preparación

La noche anterior a la elaboración de esta receta, verter los chícharos en una olla con agua.
Al día siguiente, cortar el choco en trozos medianos y, de la misma forma, los pimientos y la cebolla; a continuación echaremos un chorreón de aceite de oliva sobre la olla y freiremos los dientes de ajos aplastados; seguidamente añadiremos los chocos y los pimientos.

En aproximadamente quince minutos, cuando los ajos y los pimientos estén más tiernos, añadiremos la cebolla, medio vaso de vino, un poco de pimentón y sal al gusto.
Tras sofreír todo, cubriremos la olla con agua, verteremos todos los chícharos y la pondremos a hervir.

chicharos

#

El guiso estará listo en aproximadamente una hora y, tras asegurarnos de que los chícharos y los chocos están tiernos, podremos disfrutar de un plato tradicional y sabroso que Salvador ha elaborado durante cuarenta años. Disfrutémoslo.

Gastronomía del Nº5. Otoño de 2016.
Por Salvador Serrano Santiago.