Milagros Santiago Nieto

fragmentos-de-vida-5
Mi nombre es Milagros Santiago Nieto y nací en Chiclana, Cádiz, en 1947. Mi infancia fue muy feliz porque yo siempre jugaba con mis 9 hermanos y tenía un padre muy muy cariñoso que siempre nos daba muchísimo amor.

Nos tuvimos que ir de Chiclana porque mi padre encontró un trabajo de lucero para alumbrar el pescado en la noche cuando iba en el bote junto a los pescadores.

Como éramos muchos muchos hermanitos (seis hembras y cuatro varones) y mis padres trabajaban, mi hermana mayor, llamada Trini y yo nos fuimos a Ceuta donde vivían mis abuelos; allí mi abuela nos cuidó durante nuestra infancia y nosotras la cuidamos a ella, ya que era muy mayor y estaba débil, así que nos criamos junto a mis abuelos.

El trabajo de mi madre era el de vendedora. Ella vendía sábanas, colchas, mantelerías… y las vendía por las casas, en los mercados, por pueblos cercanos o en los mercaos de la ciudad, en Cádiz.

Con 14 años, estando en el mercado de Algeciras, conocí al que hoy es marido, Miguel. Él es gitano; un día me habló y yo le di permiso para que hablara con mis padres, así me pidió.

Me hice el traje de novia en Barbate porque mi suegra conocía a una buena costurera, así que tuve la oportunidad de tener un traje cosido a mano.

Me casé en 1964 y estoy muy feliz con mi marido. Lo mejor que Dios me ha dado ha sido eso, mi marido y mis ocho hijos. Me trasladé a Barbate porque aquí tenía trabajo mi marido, primero como pescador, y después en el ayuntamiento del pueblo como barrendero.

Pienso que nunca me ha faltado nada, a pesar de haber sufrido pérdidas de personas a las que queríamos mucho, nunca me ha faltado nada…

La verdad es que algo que nos ha aportado y nos ha ayudado mucho ha sido conocer a Dios a través del Evangelismo. Llevo treinta años cerca de él. Ojalá lo hubiera conocido antes…

Fragmentos de vida del Nº5. Otoño de 2016.
Por Milagros Santiago Nieto.