Diana Ordoñez

¿A qué te dedicas?

Yo estudio el último año de la carrera de filología hispánica en Cádiz y llevo tres años trabajando como profesora de clases particulares.

¿Qué visión das de los gitanos en Jerez de la Frontera?

Lo que yo pienso es que la realidad de los gitanos en Jerez es como si fuéramos 3 siglos por delante de España porque, más que integrarnos, es como si allí todo el mundo quisiera ser gitano, el menos en mi opinión. No se ve como algo marginal o diferente, al contrario, te ven como lo puro, ya que lo puro en Jerez es lo gitano. Allí, más que problemas de racismo, es lo contrario: admiración. Yo lo he vivido como admiración.

¿Qué le pedirías a la sociedad en las visiones que se dan sobre la población gitana?

Que dejen los estigmas, que dejen de pensar que somos la cabra y el acordeón, que luchamos, que estudiamos, que trabajamos, que podemos convivir y que somos iguales que los demás. No todo es flamenco ni pandereta.

¿Qué amas de tu cultura? ¿Cambiarías algo?

Pienso que lo más importante para los gitanos es la familia, el concepto que tenemos de familia, así que para mí lo más bonito es el concepto de admiración y el respeto que se les tiene a los mayores, que yo creo que en pocas culturas se ve eso.

Y cambiaría el hecho de que no evoluciona, evoluciona en una parte, pero en otra no; yo entiendo que hay que respetar y mantener costumbres, pero hay que evolucionar, abrir los ojos porque estamos en un mundo de igualdad, que las mujeres somos iguales que los hombres y que hay que salir, hay que trabajar, hay que vivir fuera y que los gitanos tenemos que mantener la esencia, pero tenemos que seguir luchando por conseguir mucho más.

¿Qué valoras de las mujeres gitanas?

La valentía, porque pese a que han vivido la opresión durante muchos años y han estado en un segundo plano, lo siguen estando (algunas no todas) pero siguen ahí, manteniendo sus casas, su familia y luchan porque sus hijas sean mejores que ellas y puedan tener más que ellas. Yo pienso que eso es valentía.

¿Qué deseas para las mujeres gitanas?

Libertad y que sepan reconocerse, que sepan lo que valen, que lo vivan y lo disfruten, que valen mucho.

¿Tu familia ha ido a la escuela?

Sí. Es cierto que a niveles superiores no, pero también eran otros tiempos y había que trabajar, pero a la escuela básica sí fueron. Mi madre trabaja limpiando y yo vivo con ella y mi abuela, porque mis padres se divorciaron.

¿Alguna vez has vivido el racismo?

Yo directamente no, pero con otros sí, a través de comentarios despectivos, por ejemplo, mira ésta, va vestida como una gitana

Por Mariola Cobo Cuenca

Fotografía: Luis Miguel Zapata.