“Partir de Cero”: Una campaña para sensibilizar sobre la discriminación que todavía sufren las personas gitanas.

Samara acaba de cumplir 18 años e inicia un viaje. Su destino: la Ciudad Cero, la ciudad de la igualdad. En su camino tendrá que sortear obstáculos que otros jóvenes no tienen que remontar: el Bosque de los Prejuicios; la Ciudad de las Puertas que se Cierran; La Cueva de las Miradas Negativas… Samara es gitana. Y por eso, la desigualdad y la discriminación la colocan en una posición de desventaja. Samara no parte de Cero, sino de más abajo.

Esta es la sinopsis del corto de la campaña Partir de Cero, una acción de sensibilización de la Fundación Secretariado Gitano para concienciar sobre los efectos de la discriminación en la vida de las personas gitanas, para visibilizar que la desigualdad y la discriminación tienen consecuencias muy negativas en su día a día. Y que el fuerte rechazo social que todavía hoy soportan deriva en prácticas discriminatorias que frenan sus derechos y lastran la igualdad, como vienen advirtiendo los principales organismos de protección de los Derechos Humanos. Tratar de alquilar una vivienda y ser rechazado por el color de la piel; no pasar un proceso de selección laboral por los apellidos; tener una educación de peor calidad o ir a una escuela segregada; o algo tan sencillo como disfrutar en un bar o entrar en un centro comercial y despertar sospechas o rechazo son algunos de los efectos directos de la discriminación y que esta campaña quiere sacar a la luz. Hacerlos visibles.

La campaña “Partir de Cero” utiliza un vídeo de animación como una manera fresca y atractiva para que la audiencia empatice con el personaje protagonista y así sensibilizar para darle la vuelta a los datos de las encuestas y estudios: por ejemplo, cinco de cada diez europeos no se sentirían cómodos al tener un compañero de trabajo gitano o si su hijo o hija tuviera una relación con una persona gitana, según el Eurobarómetro sobre Discriminación. En España, los datos del CIS revelan que a uno de cada cuatro españoles no le gustaría que sus hijos compartan pupitre con niños gitanos.

El corto de animación “Partir de Cero”, con el actor Antonio Resines como narrador, se estrenó el 15 de diciembre de 2017 en una proyección en la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas, en Madrid. Ese día se colgó en la web www.partirdecero.org como el primer vídeo con reproducciones negativas. El contador del vídeo marcaba –750.000 visualizaciones, en alusión al número aproximado de gitanos que viven en España. Con cada persona que veía el vídeo y lo compartía, el contador avanzaba con el objetivo de llegar a Cero, como símil de la desigualdad de partida de la comunidad gitana. Esta estrategia de comunicación permitió que la imagen de Samara inundara las redes sociales. Personajes públicos y con muchos seguidores lo compartieron y se sumaron a la campaña, y con ellos miles de personas en Facebook, Twitter o Instagram. Lo hicieron periodistas como Ana Pastor; artistas como Alejandro Sanz, Edurne, Vanesa Martin, Alex Ubago, Carlos Rivera (México), Marina Heredia, Rosa López, Miguel Poveda, Antonio Canales…; actores como Miguel Ángel Muñoz, Canco Rodríguez, Hiba Abouk, Elena Furiase; escritores como Rosa Montero o Máxim Huerta; políticos como Albert Rivera o Pedro Sánchez y otros como la religiosa Lucía Caram; la realizadora de cine Pilar Távora o el gammer TheAlvaro845.

En Twitter, durante más de nueve horas, la etiqueta #PartirDeCero fue trending topic en España. En los primeros días el alcance fue de 15 millones y más 26 millones el número de impresiones. Los medios se hicieron eco del viaje de Samara, sumando una audiencia 7,2 millones en más de 50 espacios de prensa, radio y televisión.

El lema de la campaña “La igualdad es partir de cero” se escuchó alto y fuerte. Y sobre todo, fueron jóvenes gitanos y gitanas, como la protagonista de esta historia, quienes reivindicaron su derecho a la igualdad y a la no discriminación. Un grupo de estos relataron en la presentación de esta campaña sus propias experiencias de discriminación. Fueron ellos quienes leyeron el “Decálogo para la Ciudad Cero”, una llamada, a modo de manifiesto, para construir una sociedad donde nadie parta con desventaja.

Este manifiesto, que puede aplicarse también a otras minorías, colectivos, grupos sociales…, apela a los poderes políticos, judiciales, instituciones, empresas, centros educativos, ciudadanos…, para crear un movimiento a favor de la igualdad. Varias empresas y fundaciones se han sumado ya a la causa: Fundación Orange, Fundación SM, Accenture, Leroy Merlín, Fundación Repsol, así como instituciones educativas como la Universidad Pontificia de Salamanca o el Instituto de Secundaria Arcipreste Hita de Madrid y otras instituciones como la Secretaría de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, el Valedor del Pobo de Galicia, el Área de gobierno de Equidad, Derechos Sociales y Empleo del Ayuntamiento de Madrid, el Instituto Aragonés de Servicios Sociales, entre otros. Otras más se irán sumando, durante la fase que desde ahora se inicia de difusión territorial de la campaña.

La Fundación Secretariado Gitano, con 55 sedes en toda España, llevará esta campaña a las principales capitales durante los primeros meses de 2018. Se han personalizado carteles que permitirán que estas ciudades se declaren “Ciudades Cero” y aboguen por la igualdad.

Además del corto y la cartelería, la campaña cuenta con otras piezas y adaptaciones gráficas. Destaca el cuento Partir de Cero, impreso gracias a la colaboración en el proyecto de la Fundación SM, con texto del escritor Máxim Huerta e ilustraciones de Carlos Salgado. Este cuento puede conseguirse a través de la web de la campaña.

La campaña está financiada por el programa “Por Solidaridad. Otros fines de interés social” del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, y por el Fondo Social Europeo. La idea original es de la agencia de publicidad DDB y el corto está firmado por el realizador Carlos Salgado de User T38. Forma parte del ciclo de campañas que la FSG está difundiendo sobre el derecho de todas las personas a no ser discriminadas y en defensa del principio de igualdad (la anterior llevó por título “El tatuaje que más duele”).

La sensibilización es una línea potente de trabajo de la FSG, vinculada a las acciones de incidencia política. En el marco de esta campaña, la Fundación propone a los poderes públicos que la garantía del derecho a la igualdad sea prioridad en su agenda política; que se proteja mejor a las víctimas; se empodere a las víctimas para que denuncien, especialmente a las más discriminadas como son muchas mujeres gitanas; se impulsen los mecanismos públicos de defensa de derechos (inspecciones de trabajo, inspecciones educativas, de consumidores…) y se combata mejor el antigitanismo. Para ello demanda medidas concretas como una Ley Integral de Igualdad de Trato y No Discriminación para abordar los actos discriminatorios que no constituyen un delito, incluyendo medidas preventivas, sensibilizadoras y sancionadoras; así como que se cree un Organismo de Igualdad independiente.

Pese a los avances, la discriminación todavía proyecta una larga sombra sobre la comunidad gitana, que la soporta como una gran carga. La campaña Partir de Cero quiere poner su granito de arena, invitar a la reflexión y así ir abriendo las puertas a la igualdad de oportunidades para jóvenes como Samara.

 

Asociacionismo del Nº9. Invierno de 2018.

Por Fundación Secretariado Gitano