La FAGiC y el asociacionismo gitano en Cataluña

La Federación de Asociaciones Gitanas de Cataluña -FAGiC- es una organización sin ánimo de lucro que acoge a 96 asociaciones gitanas de toda Cataluña. Se creó en 1991 y es la entidad más representativa del asociacionismo gitano en la sociedad catalana. Su objetivo general es mejorar las actuaciones dirigidas al pueblo gitano, recogiendo sus particularidades, aspiraciones y preocupaciones, y estableciendo un canal de comunicación entre los gitanos y la sociedad mayoritaria. Los principales objetivos de la FAGiC son:

  • Englobar todas las asociaciones gitanas de Cataluña para conseguir más fuerza y representatividad, desarrollando una línea de actuación común y apoyando las asociaciones federadas.
  • Adoptar el papel de interlocutor único ante el Gobierno autonómico, las administraciones locales y la administración estatal, en cuanto a planes de intervención con la población gitana, para asegurar que se respeten los intereses de los gitanos y gitanas.
  • Impulsar programas y proyectos encaminados a promover la convivencia entre población gitana y no gitana, dentro de la sociedad catalana.
  • Intervenir ante cualquier actitud de xenofobia y discriminación, en relación al Pueblo gitano.
  • Defender, promover y estudiar los derechos, la lengua, la historia y la cultura del Pueblo gitano.
  • Fomentar el asociacionismo gitano en los barrios, proporcionando espaldarazo a las diferentes asociaciones y entidades gitanas, incentivando y fortaleciendo la red asociativa.
  • Entre sus objetivos más específicos y vinculados con el ámbito social, encontramos:
  • La promoción integral a nivel social, cultural y humano del Pueblo gitano hasta conseguir la igualdad real de derechos y deberes, a la vez que se mantienen las costumbres propias de la comunidad.
  • La participación de todos los miembros de la comunidad gitana en los problemas de actuación que, por su desarrollo y promoción, pueden realizarse en la sociedad catalana.
  • Ofrecer servicios orientados a cubrir las necesidades básicas de la comunidad gitana.
  • Ofrecer un servicio de mediación entre el colectivo gitano y los diferentes organismos e instituciones de la sociedad.
  • Asesorar jurídicamente sobre casos de xenofobia y racismo, en contra de la población gitana.
  • Favorecer el acceso a una vivienda en casos de riesgo y emergencia social.
  • Promover la integración y la cohesión escolar, social y laboral de la juventud y la infancia gitana. La FAGiC desarrolla varios programas y acciones, que pretenden paliar la situación de marginalidad y pobreza que afectan directamente a la población gitana. Por eso se desarrollan proyectos vinculados a la alfabetización de adultos, refuerzo escolar, ocio, convivencia, etc.

La Federación se creó también con la intención de promover la cultura gitana y conseguir la igualdad y equidad entre la población gitana y la sociedad mayoritaria. El pueblo gitano, por varias razones, ha sufrido una historia de desigualdad y de exclusión social y es éste el único motivo que ha justificado la existencia de nuestra federación. Los tiempos y las necesidades cambian, y es por eso que empezamos un periodo de escucha, adaptación e innovación de nuestras acciones y planteamientos.

  • La FAGiC tiene representación en:
  • CMPGB, Consell Municipal del Poble Gitano de Barcelona
  • Consell Assesor del Pla Integral del Poble Gitano de Catalunya
  • Intergrup del Poble Gitano del Parlament de Cataluña
  • Consejo Estatal del pueblo gitano
  • Plataforma Kethane
  • La Red Equi-Sastipen-Rroma

En Europa la FAGiC también promueve la acción, el debate y la reflexión en torno a la situación del Pueblo gitano en los diferentes países. Somos miembros de ERIO, FARE, Phiren Amensa. Tenemos proyectos conjuntos con Diaconia Valdese, Nevo Parudimos. Colaboramos con ERGO, IG Kultur, Center for Roma and Sinti, entre otros, y con el SVE, Servicio de Voluntariado Europeo.

A nivel técnico, la FAGiC cuenta con 44 personas trabajadoras, 14 en los servicios generales y el resto en las diferentes asociaciones, programas y proyectos. El personal de la FAGiC está formado por profesionales de diferentes ámbitos tales como el derecho, la sociología, la comunicación audiovisual, los estudios europeos, la cooperación internacional, los derechos humanos y la gestión del tercer sector; gitanos y no gitanos, garantizando el expertise necesario para establecer procesos de excelencia y rigurosidad.

En el año 2017 FAGiC atendió a unas 16.000 personas gitanas en las diferentes áreas de trabajo, en conjunto con las entidades federadas y agentes clave del territorio. En la web y en las redes sociales llegamos a más de 60.000 personas.

Debido al crecimiento asociativo en Cataluña, la FAGiC está representada en todo el territorio. Tenemos contacto en consejos territoriales, diputaciones, administraciones locales y autonómicas para tener la información más actualizada de la población gitana y de los proyectos que desde estos entes llevan o quieren llevar a cabo. Esto es básico para adaptar los proyectos relacionados con el pueblo gitano. La Fagic presenta las líneas o proyectos escuchando a la base asociativa. Desde la base, adaptamos los proyectos de las administraciones a las necesidades reales de la población gitana para hacer verdaderas políticas compartidas. Esto nos garantiza el éxito de los proyectos y de los indicadores de calidad de los mismos.

“Es imposible hablar del activismo gitano sin hablar a la vez del mundo asociativo y de la juventud Gitana”.

 

Como hemos dicho, en los últimos tiempos el mundo asociativo ha vivido un importante cambio. Gitanas y gitanos que trabajan y a la vez estudian, futuros sociólogos y sociólogas, educadores/as y trabajadores/as sociales, maestras y maestros, biotecnólogos y biotecnólogas, ingenieros e ingenieras aeronáuticos/as, entre otros muchos, han encontrado su lugar dentro del activismo del Pueblo Gitano a través del asociacionismo gitano. Dándole más fuerza a nuestro movimiento reivindicativo dentro de la sociedad. Este logro ha creado una revolución en el tejido asociativo de Cataluña

A nuestro parecer, las entidades gitanas que actualmente formamos parte del asociacionismo vamos en una misma línea: dar fuerza y apoyo a nuestra comunidad que necesita esa motivación que les ayude a ver que las cosas que quieren conseguir están realmente a su alcance, y si tienen alguna otra necesidad, nosotros estaremos de su lado para aportarles las herramientas necesarias para alcanzar su total desarrollo.

Y de esta manera conseguir la plena normalización del Pueblo Gitano en todas las áreas.

El Pueblo Gitano experimenta un cambio a través de las generaciones, un relevo generacional que apunta muy alto, capaz de conseguir los objetivos que nos han marcado tanto nuestros abuelos, abuelas, padres y madres.

La Fagic vela para mejorar la calidad de vida del pueblo gitano de Cataluña, cultura, derechos e intereses. Con las líneas de trabajo citadas queremos que la población gitana ocupe el puesto que se merece dentro de la sociedad catalana.

 

Asociacionismo del Nº10. Primavera de 2018.

Por Simón Montero, presidente de FAGiC