Asociación La Chanca Pescadería “A mucha honra”

El barrio de la Chanca Pescadería está situado en toda la parte oeste de la ciudad de Almería, siendo uno de los distritos urbanos más poblados (12.000 habitantes) y limitado por el Monumento Alcazaba y el mar Mediterráneo, ya que es en su parte sur donde se encuentra el puerto pesquero y antiguo embarcadero natural por su formación de ensenada y bahía favorable al desembarco. Fue nombrada ciudad en el año 955, por el califa omeya cordobés Abderramán III, que bautizó al barrio como Al-Haud (hondonada) por su desnivel topográfico con respecto al barrio contiguo, la Medina o morería. El barrio cuenta con gran cantidad de restos históricos patrimoniales, como 7 Torreones de la Muralla medieval que lo protegía y guardaba la flota, canteras y chimeneas de pasado industrial, además de hallazgos en el subsuelo de casas andalusíes que han sido tapadas y no difundida su importancia histórica adecuadamente.

Es por ello que nació esta asociación, para dar a conocer el importante pasado de este espacio en la historia de la ciudad a lo largo del califato omeya, en la división de reinos de taifas y así mismo en todas las épocas hasta la actual.

 


José Campoy con un vecino

Pero no ignoramos que el abandono de sus elementos patrimoniales va aparejado con la dejadez urbanística que afecta a su población cada vez más multirracial. La convivencia normalizada entre payos y gitanos (y que incluye a nuevos grupos de inmigración como la comunidad musulmana), no es una tarea pendiente. Existe esa convivencia pacífica desde hace decenas de años y pervive en la memoria de vecinas y compañeros de juegos infantiles de ambas razas. Especialmente las mujeres, payas y gitanas, han sabido hacer permeable su cultura, tradiciones y valores de forma mutua, en un ir y venir de compañía y solidaridad que ha enriquecido los hogares de todos.

Es por ello que a esta asociación acuden, por igual, vecinos de cualquier etnia para buscar ayuda en sus reivindicaciones harto olvidadas por las administraciones ocupadas en el centro financiero y mimado urbanísticamente pero que olvida los barrios, periféricos o colindantes de la misma Alcazaba, el monumento principal.

El secretario, Francisco Moreno Amador, es gitano. Actúa de co-guia en las Rutas que organizamos periódicamente para dar a conocer el barrio y su realidad social e histórica, mostrando lo bello y lo mejorable, y más que nada, lo urgente.

 

                       José Campoy y Encarna González (miembros de Junta Directiva)

Lo sorprendente es que la sociedad almeriense ha acogido estas visitas con gran éxito y comprensión, ayudando a borrar estereotipos y prejuicios que perpetuaban su imagen de barrio peligroso o hermético. No es verdad, adolece de los mismos problemas que otros barrios de Almería donde conviven personas de cualquier raza. De acuerdo a los principios de nuestros estatutos (-Impulsar a repensar el barrio dentro de la ciudad de Almería. -Recobrar los rasgos culturales más positivos y publicarlos. -Mezclar nuevas realidades sociales y convivencias con otras culturas. -Mostrar la identidad de nuestros servicios e instalaciones educativas, culturales, deportivas y sanitarias y fomentar la presencia de sus artistas. -Presentar a los habitantes y vecinos de siempre mostrando sus aspiraciones, vivencias y necesidades. -Dar a conocer empresas y profesionales del barrio. -Defender nuestras escuelas y centros educativos y deportivos, para que estén dotados de lo necesario. -Divulgar la geografía de calles del barrio, mostrando sus elementos de Patrimonio histórico y carencias urbanísticas. -Reclamar la aplicación de políticas igualitarias para la no discriminación de religión, raza o sexo. -Hacer presente la realidad de la gente del mar y nuestro puerto pesquero. -Actuar como interlocutor válido ante organismos y personas, para defender los intereses de las gentes del barrio…), realizamos actividades que fomentan las buenas prácticas y premian a personas del barrio que se han destacado por ello, de cualquier etnia y cultura.

Un pilar de la mayor importancia es el Flamenco, que resguarda y mima la comunidad gitana como nadie, y que la ha impulsado a la mundialidad. Así es y así lo reconocemos y lo divulgamos, ayudando y promocionando a sus artistas en lo posible.

Paco Cruz

También colaboramos de lleno en toda reivindicación contra actitudes racistas, ya sea a nivel internacional (como las últimas en Italia) o nacional (racismo en la RAE), y hasta a nivel local como puede ser el hostigamiento administrativo a la única escuela pública presente en el barrio, con mayoría de escolares de raza gitana y que sufre un nuevo modo de “apartheid” o “guetismo”, no recibiendo la inversión en medios que se merece.

Todo sin abandonar la defensa pública en redes sociales ante cualquier actitud o comentario denigrante hacia el barrio y la advertencia a prensa local de que cumplan el Catálogo Anti-racista al que están obligados, abandonando clichés en las noticias de expresiones como “clanes”, “reyertas”, “patriarca”, etc. Y eso ¿por qué?, porque clasificar y difundir lo negativo en un individuo es condenar a todo un colectivo, sea culpable o no, y esto no se hace con el “no gitano”. Es importante lo que se transmite en los medios de comunicación, han de actuar siempre con responsabilidad, no con amarillismo y etiquetaje.

Somos conscientes de que una gran parte de la sociedad aún es racista, pero es una realidad en este barrio que la comunidad gitana reconoce la empatía y solidaridad que recoge y ofrece, y avanza en su camino con los medios a su alcance, en trabajo, en negocios y en estudios universitarios donde también llegan. Sin abandonar su gran tesoro, su cultura y valores familiares a los que no quieren ni deben renunciar. Nuestra mayor bandera (de todos, payos y gitanos), es el civismo, la convivencia en paz.

Y la lucha de las mujeres gitanas (o marroquíes o payas), que han de avanzar respetando a la familia pero abandonando tópicos machistas o de desigualdad, eso siempre.
Desde la Asociación Chanca Pescadería (a mucha Honra, en recuerdo al gran escritor amigo del barrio Juan Goytisolo, que denunció su abandono en los 60), invitamos a toda Andalucía y las comunidades gitanas de otras provincias a visitar el barrio y su realidad y belleza, replicada internacionalmente por artistas pintores de otro siglo y por cineastas y fotógrafos de fama mundial. Les esperamos con sus cámaras al hombro, todo el mundo es bien recibido.

 

Por José Campoy (Presidente)