Torrijas para el Viernes de Dolores

El arte de cocinar para muchos

Desde Amarí queremos resaltar algunas recetas tradicionales para ponerlas sobre el mantel. Son platos que probablemente muchos hemos disfrutado desde nuestra infancia. Como en cualquier hogar, es básico tener nociones sobre esta forma de arte que nos lleva a disfrutar degustando. Es más que evidente que en esta tierra, la andaluza, se elaboran comidas sanas, deliciosas y variadas. Muchas familias gitanas también lo han hecho desde la más absoluta normalidad, compartiendo con los que han tenido la suerte de ser invitados a su mesa.

 

Soy Rocío Vargas Vargas, de Camas (Sevilla) y tengo 64 años. Mi familia proviene de una gran dinastía porque mi abuelo Manuel Vargas Jiménez tenía una fragua en Sevilla.
Mi abuela Rocío nos preparaba estas torrijas justo antes de los “Viernes de Dolores”, ella fue buñolera, se lo enseñó a mi madre y mi madre nos enseñó esta receta a mí y a mi hermana Pastora ¡que es una artista con los pestiños!

                                                         

Ingredientes

Pan de molde (tamaño mediano)

Huevos
Vino dulce
Miel

Canela

Clavo

 

Preparación

Rellenaremos una fuente honda con vino dulce, clavo y canela molida. Batiremos tres huevos en otro recipiente, donde mojaremos el pan para después pasarlo por el vino. Tras ello, freiremos los panes en la sartén y cuando estén algo dorados, los empaparemos, al gusto de cada cual, por la miel, un poquito de canela y el clavo.

¡Nos sentamos a comer!