Destacados web

Amarí es una revista en la que la libertad de expresión es el fundamento. Durante cinco años, un gran número de personas gitanas han manifestado sus ideas desde varias secciones:

Portada y entrevistas

Los gitanos en la Historia

Fragmentos de vida

Mujer gitana

Entidades romaníes

Desde la universidad

Reivindicar desde la paz

Desde más lugares

Artes

Escenarios

Gastronomía

Destacados web

Retratos

De esta forma, las personas que han deseado publicar «lo vivido» han elaborado los artículos. Cada cual es libre de hacerlo, Amarí es una plataforma más de todas las que existen a nivel andaluz, nacional e internacional.

Su línea editorial ha sido y es el respeto, donde personas gitanas y no gitanas expresan desde lo emocional y lo cultural. Es fundamental manifestar que la revista nació de la relación entre personas y el conocimiento antropológico, donde las historias de vida y las entrevistas son fundamentales para su desarrollo. Sin tales relaciones no sería posible continuar ya que la simple teorización no es más que tinta…

El racismo existe ¿alguien puede reconocer que tan solo en una dirección? Quien opine en positivo, que tire la primera piedra. Si no logramos aceptarlo y nos escondemos con excusas, no conseguiremos entendernos y enriquecernos como Pueblos. Jamás.

El rechazo a “enemigos universales”, el alejamiento cada vez más contundente y las telarañas denominadas redes sociales son realidades tangibles, ¿se avanza entonces?

Nuestra opción cultural se construye desde lo interno y también real: como la emoción, el aprendizaje y la libertad de expresar. Esa es nuestra elección y nuestra propuesta: seguir construyendo cultura gitana a través de las opciones expuestas anteriormente.

En esta revista nadie pretende sustituir a nadie y sin esta propuesta lógicamente seguirían existiendo las actuales opciones, por ello creemos que es una gran plataforma donde se sigue difundiendo la cultura gitana.  

Para seguir adelante, las personas gitanas que lo deseen escribirán diferentes propuestas desde diferentes perspectivas y ahí se encuentra lo grande: tú no eres yo, pero somos gitanos y eso seguirá uniéndonos mientras el respeto no desaparezca. 

Esa es la base que nos sostiene, abiertos a quien desee participar y colaborar sin que promulguemos discursos de odio, racismos por matices de la sangre o prejuicios que se han convertido en fábulas…

La cultura gitana es grande ¿por qué es tan difícil para muchos aceptarlo? No la reivindiquemos desde el odio racial. En ninguna dirección.

Palparemos la cultura gitana en la transmisión a los hijos de potentes valores de apego, feminismos que avanzan potentemente o retroceden por miedo a la pérdida cultural y la reivindicación social y cultural en femenino.

Se palpa en miles de celebraciones, en los rostros compungidos de los cantes, acompañados de decenas de gitanas palmeando y taconeando al compás, en las tradiciones culturales que se defienden con altivez, como el respeto a los mayores, esos que les transmitieron lo mismo como si fuera un traje con el que vestirse…, y el luto que «ya pesa como toneladas de penalidad»

La reconoceremos en las exquisitas recetas culinarias que se elaboran con lo que haya en la cocina, en el fervor a imágenes religiosas y mucho más que seguiremos difundiendo en esta revista.

Todas las personas que lo deseen podrán seguir expresando sus ideas desde su libertad en Amarí, nuestra en caló.

Gracias a todas las personas que han saltado la valla del prejuicio racial para contar su historia y enriquecernos, ese sospechoso prejuicio que sigue justificando el miedo al acercamiento entre miles de personas.

Correo: amarirevista@gmail.com