Enriqueta Reyes Porras «la Repompa de Málaga»

Enriqueta Reyes Porras «la Repompa de Málaga» (Málaga 1937-1959)

¿Cómo es posible que una chica que fallece con 21 años sea tan popular y que sus cantes aparezcan en anuncios de televisión, cincuenta años después de irse?

La Repompa es una cantaora gitana nacida en Málaga, que dejó grabado unos cantes llamados para la historia del flamenco como «Tangos de Málaga». Su eco de voz, su personalidad y su arte sellaron para siempre su popularidad en el mundo flamenco. Artistas de la talla de Porrina de Badajoz, la Paquera, Lola Flores, Camarón, La Susi, Carmen Linares, quedaron impregnados de ella.

Su vida artística quedó recogida en un libro biográfico autoeditado en febrero de 2010, con 180 páginas, más de 100 imágenes y un estudio de sus cantes.

La Repompa nace en uno de esos barrios flamencos donde el flamenco resuena por los rincones, el Perchel, y más concretamente en la calle la Puente. Ha sido esta zona hervidero de grandes artistas, de la talla de la bailaora Pepita Durán Ortega (1830-1871), el cantaor Rafael Flores Nieto ‘el Piyayo’ (1855-1940), la cantaora Dolores Campos Heredia ‘la Pirula’ (1915-1948) y más tarde el admirado cantaor y compositor José M. Ruiz Rosa ‘el Chino de Málaga’ (1953-1997), entre otros.

Su padre Juan cantaba, su hermana mayor Paca, cantaba y destacaba por su belleza en el grupo ‘Los Capullitos malagueños’ que actuaron con enorme éxito por Andalucía y la costa valenciana a finales de los 40. Su hermana Remedios también cantaba, pero la que decidió dedicarse al cante flamenco fue su hermana Rafaela, que junto a sus hijas Amparo y Raquel, llevan el nombre de la Repompa por todo el mundo. En su casa por tanto el cante y el baile flamenco siempre estuvieron presente, algo normal entre familias gitanas. Además, vivían junto a La Pirula, precursora de los tangos de Málaga, aunque no los dejara grabados.

Cómo no recordar a aquellos chiquillos ‘Los Vargas’, que lo formaban un grupo de jóvenes del barrio, que se buscaban la vida, cantando y bailando por las calles, y fiestas del barrio, para más tarde hacerlo en teatros. La Repompa, la Cañeta, Pepito Vargas, el Carrete, la Quica, la Pollito…, incluso Chiquito de la Calzá. Guiados por el guitarrista Antonio Rosa ‘Niño de Almería’ (1913-1990) y su mujer la cantaora/bailaora Pepita Vargas (1930), aun hoy, 60 años después, algunos siguen triunfando en espectáculos por todo el mundo.

Enriqueta pese a su paso fugaz por este mundo, dejó grabados a finales de los cincuenta siete registros sonoros que han cautivado a varias generaciones de aficionados y artistas, muchos de ellos primeras figuras del flamenco. En ese libro se recogen noticias de su vida en la Málaga de la posguerra y los primeros tablaos, y también de Sevilla, Madrid, San Sebastián y Cataluña, lugares donde Enriqueta mostró todo su arte.

Tras triunfar en Málaga, en la sala el Pimpi y en el tablao el Refugio, tiene su primera salida junto al cuadro a las fiestas de abril de Sevilla en 1955, trabajando en el Casino de la Exposición y en el antiguo tablao el Guajiro de Sevilla. Allí la trata Gitanilllo de Triana y decide junto a Pastora Imperio, contar con sus servicios para trabajar en el tablao la Pañoleta de Palamós, en Girona, en julio de 1955. Allí junto a su compañero Ángel J. Lavat Campos, conocido por Pepito Vargas, y con la bailaora Micaela Flores ‘la Chunga’ lían el taco y ya no deja de trabajar junto a Pastora. Lo haría también este verano en un tablao montado en verano en el Real Club de Tenis de San Sebastián, y en los famosos tablaos madrileños el Corral de la Morería y el Duende, entre finales de 1956 y comienzos de 1957.

Su fama en Madrid sube como la espuma, y se cuenta que incluso príncipes de familias reales, se enamoran de ella.

Entre trabajo y trabajo, visitas a Málaga para estar con su gente. En mayo de 1959 la Repompa muere, pero empieza la leyenda de esta cantaora. Su amigo, el cómico Alberty, le organiza un homenaje en mayo de este año.

Sobre Paco Roji y la investigación sobre la artista.

Llevado por la investigación y el estudio del flamenco de Málaga, comienzo en 2005, un trabajo de investigación de la artista, junto al gran aficionado Paco Fernández. El fruto es la participación en 2007 en el programa de la Bienal de Flamenco de Málaga, donde presentamos el espectáculo La Repompa 70, para celebrar el 70 aniversario de su nacimiento. Se proyectó un documental sobre ella y su hermana Rafaela con su cuadro realizó un espectáculo

Una exposición de fotografías de la artista ha recorrido durante un par de años distintas peñas y centros culturales. La Diputación de Málaga le tributó un homenaje en mayo de 2009. Y el ayuntamiento durante el festival flamenco de la feria, en agosto de 2009.

El martes 7 de febrero de 2012 se presentó su libro en Málaga, y en marzo en el Festival flamenco de Jerez. Realizado por Ramón Soler Díaz, Paco Fernández y el que os escribe, Paco Roji. Y prologado por el gran conocedor del flamenco en Málaga, José Luque Navajas

En noviembre de 2013, recibimos en una gala en Madrid el premio de la crítica Flamenco Hoy, al mejor libro de flamenco 2012. Desde finales de los años 90, existe una peña flamenca con su nombre en el municipio malagueño de Benalmádena.

Texto y fotos: Paco Roji
El Palo, (Málaga) 1969. Gestor cultural de flamenco e investigador.

En la actualidad trabajo desde la web www.flamenka.com y en Facebook Flamenka Paco Roji. Realizo rutas urbanas de flamenco por Málaga, imparto charlas didácticas en centros de enseñanza y organizo eventos.