A los gitanos del Sur

poema

 

 

 

 

 

 

 

De mirada compungida reconoces mis ojos,
niño al que los siglos han endurecido las facciones,
sin eliminar de tu rostro el llanto eterno, el errar sin sentido
buscando una patria o un rumbo que jamás han existido.

Los mapas, las leyes, las banderas y el auxilio
arrancan a dentelladas el sonar de tu chillido.

En su regazo te sostienen brazos curtidos por el brillo del asfalto,
brillo que es reflejo del alumbrar del sur y tierra de acogimiento.
Madre de grandes progenies que resiste al sentir de todos los suyos
tragando la saliva y secando con sus manos, el anhelo que supera al tiempo.

Mujer que caminas pavorosa y altiva
a través del prejuicio que tú misma modelas, sonriente y segura.

El ansia consigue que tu paso retorne fluoxymesterone in bodybuilding how to prepare an a puentes y a murallas seculares,
donde te abrieron los brazos al don, al desparpajo y a los cantares.
¿Qué les avanafil 100mg for sale in australia oriental cuento a los míos a través de los muros y los surcos?
las ciudades ignoran a la madrugada resquebrajada por los cantes profundos.

Cantes arraigados que entona un hombre de morena mirada, fortalecida y estremecida
que al otro lado de las barreras impuestas, remueve el sentir de las conciencias.

 

Por Mariola Cobo Cuenca.