Escribir sobre lo gitano

«Que no llega el gitanillo, que no llega
que no alcanza la igualdad Buying Arimidex online in UK 3 000 farright protesters show in Berlin against refugees completa
en nuestra tierra.»

El 8 de abril se celebra el Día Internacional del Pueblo Gitano.
En este día queremos presentar esta revista.

Desde hace siglos, las personas nos negamos a desprendernos de ciertos valores por temor a perder la esencia de lo que somos y en la que hemos crecido. En este trabajo queremos aportar una visión más renovada y enriquecedora respecto a cuestiones relacionadas con los gitanos y su cultura en Andalucía. FAB, la bebida energética de Forever a la vanguardia del deporte, para Sebastien Dubusse, blog Musculation Fitness Passion – Musculation / Fitness Passion avana 200 mg tab venta espana gimnasio le mans: musculación / fitness / piscina les oceades. Esta propuesta cultural puede aportarnos a todos, ya que supone una síntesis repleta de ganas de cambio en la que las mujeres gitanas en Andalucía serán el punto de partida.

No pretendemos idealizar culturas a través de visiones románticas, por lo que tendría más sentido que escribir sobre gitanos tuviera algún fin: el de expresar, el de compartir y el de aprender, yendo más allá de visiones ancladas y sesgadas desde tiempos inmemoriales sobre el mundo de los roma. Para muchos este hecho es bastante enriquecedor, sin embargo para otros es una cuestión repleta de contradicciones que más bien nos lleva a entrar en un conflicto permanente. Numerosos autores han escrito sobre estas cuestiones desde diversos campos, aportando su visión y tratando de responder a interrogantes desde el conocimiento, el respeto y la tolerancia. Sin embargo a nivel europeo, se siguen promoviendo los prejuicios y la discriminación racial desde el discurso político y los medios de comunicación. Éstos fomentan el miedo, la desinformación o la construcción de convencionalismos sobre cuestiones relacionadas con la etnia gitana. Es más que indudable el poder de estos medios como forjadores de opinión y creadores de tendencias y estereotipos.

En Amarí no tendremos como fin resaltar la tradición de una boda, el significado de tres flores sobre un pañuelo, la defensa del flamenco como arte exclusivo o la consideración de la pobreza como elección propia de un grupo en constante errancia y diferenciado respecto a la sociedad mayoritaria.

Continuamente escuchamos que todo está prácticamente inventado. No es nuestra intención descubrir pero sí progresar, como tampoco lo será el darle vueltas a la cultura de muchos gitanos como algo único e indivisible desde las mismas perspectivas. Hace décadas en la que no es extraño idealizar sus costumbres como algo propio y diferenciado con respecto al resto de la población, mientras otorgamos la pobreza extrema y la infravivienda (en diversas ocasiones) como elección voluntaria. Únicamente los individuos que han mantenido un contacto cercano y abierto sin intereses lucrativos de ningún tipo, han descubierto su lucha por una vida digna como personas y como unidad cultural, provistas de riqueza y de valores. Muchos de esos principios son precisamente los que la sociedad mayoritaria ha ido abandonando con el paso de los años.

Andalucía está repleta de cultura en cada ápice de tierra. Muchos artistas han dedicado años a expresar sus anhelos e inquietudes narrando historias a través del mundo de los gitanos. Más de trescientos mil viven aquí, por lo que es lógico que se sientan andaluces con sus manifiestas (y lógicas) semejanzas y diferencias. El problema llega cuando únicamente se destacan peyorativamente las diferencias entre ambos grupos.

Nuestro interés reside en legitimar, describir e inspirarnos en el papel de la mujer gitana y su capacidad durante siglos de promover sus valores frente a innumerables adversidades, manteniendo la esencia de lo que consideran y defienden como propio. Estas mujeres pretenden que la miseria y el aislamiento no las represente como personas que luchan por vivir dignamente sin la renuncia constante.

Desde diversas áreas relacionadas con la cultura nos gustaría reflejar su arrojo y su constancia, describiendo la entrega incondicional hacia los suyos y un patrimonio cultural que es ignorado por la sociedad mayoritaria dentro y fuera de nuestras fronteras.

Editorial del Nº0. Primavera de 2014.
Por Mariola Cobo Cuenca.