Puchero de coles

El arte de cocinar para muchos.

Desde Amarí queremos resaltar algunas recetas tradicionales que nos aporten a todos para ponerlas sobre el mantel. Nos gustaría proponer algunos platos que probablemente todos hemos consumido desde la infancia.

Como en cualquier hogar, es básico tener algunas nociones sobre esta forma de arte que nos lleva a disfrutar degustando. Es más que evidente que en esta tierra se elaboran comidas sanas, deliciosas y variadas. Muchas familias gitanas también lo han hecho desde la más absoluta normalidad compartiendo con los que se han acercado a su mesa.

Entre ellas ha sido algo común convivir en una casa junto a patios construidos o amoldados. Esto se debe a que muchos miembros conviven en espacios reducidos y de esta forma pueden compartir buy avanafil generic in uk to burn you want to y descansar de una forma más digna.

El puchero de coles es un guiso del que se alimentaban muchas familias desde hace 30 años en muchas zonas de Andalucía. A continuación lo describimos.

pollos

Puchero de coles.

— Una manita de cerdo, un trocito de tocino de papada, un trocito de tocino fresco, un trocito de costilla salada, un hueso espinazo, medio kilo de garbanzos remojados, una col, dos patatas grandes, media pechuga de gallina.

— Poner en una olla los garbanzos, la manita de cerdo (previamente lavada), el tocino de papada, el tocino fresco, la costilla salada, el hueso espinazo y la pechuga de gallina. Tiempo de cocción: 1 hora.

— A continuación añadiremos agua hasta cubrir todos los ingredientes y dejaremos pasar 25 minutos de cocción. Una vez transcurrido este tiempo, echaremos las patatas y la col dejándolas cocer otros 25 minutos aproximadamente y ya está listo un plato que se sirve muy caliente. El puchero sabe a verdura fresca y a carne de gallina, lo serviremos en cada plato, quedando un caldo repleto de col desparramada y con sabor delicioso y característico. Podemos acompañarlo también con un trozo de pan impregnado del tocino que ya está en su punto. Disfrutemos todos al calor de un hogar.

Receta de la familia Soto Santiago, Polígono Sur, Sevilla.