Sofía Kovalévskaya

sofia

Nacida en Moscú en 1850, y criada en el seno de una familia gitana rusa de buena formación académica, Sofía fue la primera matemática rusa de importancia y la primera mujer que consiguió una plaza de profesora universitaria en Europa.

Sofía amaba desde niña la lectura y la poesía. Dos de sus tíos influyeron notablemente en su vida: uno de ellos amante de la lectura que, aunque no era matemático, le transmitió la pasión por esta ciencia; su otro tío le enseñaba ciencias. Mientras, un maestro particular le enseñaba cálculo. Su padre, cuando supo del talento de su hija para las matemáticas, decidió prohibirle las clases de matemáticas. Aún así ella siguió estudiando por primobolan pills su cuenta libros de álgebra, que leía por la noche cuando la familia dormía.

A pesar de su enorme talento, no le sería posible cursar sus estudios en Rusia, pues en esa época la mujer no era admitida en la universidad. Para poder estudiar en el extranjero y librarse del yugo familiar, necesitaba del permiso escrito de su padre o marido. Así, contrae —falsamente— matrimonio con Vladimir Kovalévsky, un joven estudiante de paleontología, famoso años después por su colaboración con Charles Darwin. En 1869, Sofía ingresa en la Universidad de Heidelberg (Alemania), donde se le permite asistir a clases como oyente. Al poco tiempo visita a Vladimir en Londres, quien se encontraba con sus colegas Huxley y Darwin. En 1874 presenta tres trabajos a la Universidad de Gottingen, obteniendo su doctorado en matemáticas con sobresaliente, sin tener que realizar los exámenes ni asistir a las clases requeridas, convirtiéndose en la primera mujer con dicho título.

Regresan a Rusia, donde no consiguen plaza como profesores debido a sus opiniones políticas nihilistas, por lo que vuelven a Alemania, donde deciden vivir como un matrimonio y tienen una hija, Sofía. Tras cuidar a su hija durante un año, Kovalévskaya decide dejarla al cuidado de su hermana para retomar sus trabajos matemáticos. Poco después se divorcia de Vladimir.

Consigue un puesto como docente en la Universidad de Estocolmo, y en 1884 la nombran profesora extraordinaria. En 1888 gana el premio Bordin de la Academia de Ciencias de París —conocido hoy como el Kovalévsky top—, por su trabajo Sobre la rotación de un cuerpo sólido alrededor de un punto fijo. En 1889 fue nombrada profesora titular en la Universidad de Estocolmo, siendo la primera mujer en obtener ese puesto. Y, tras años de presión por parte de colegas y admiradores, es aceptada como miembro de la Academia Rusa de Ciencias, aunque nunca le ofrecieron un puesto como profesora.

Kovalévskaya muere de gripe a los cuarenta y un años, tras un viaje de placer a Génova. Sus restos descansan en Suecia.

Entre otros honores póstumos, un cráter de la Luna lleva su nombre y, cada dos años, la Fundación Alexander Von Humboldt de Alemania entrega el premio «Sofía Kovalévskaya» a los investigadores jóvenes más prometedores de todos los campos.

Por pct for clomid sports stretching to relax the foot Ricardo Barquín Molero.


Fotografía:
www.smithsonianmag.com